Es una obviedad pero el 2009 se termina. Los seres humanos, las personas, somos por lo general animales que necesitamos acotar en el tiempo nuestras acciones. De esta forma determinamos si un día ha sido bueno o no, incluso si hemos pasado una mañana de perros o ha sido muy buena. Lo mismo hacemos con los meses y con los años no digamos.

Si a lo largo de un año nos han ocurrido una serie de catastróficas desdichas podemos estar deseando en estos últimos días que pase cuanto antes y que lleguen ya el 2010. Una especie de renacer, una especie de punto y aparte y volver a empezar a escribir un guión. Aunque fijaros como somos que eso lo solemos hacer varias veces a lo largo del año, en especial el 1 de enero y el 1 de septiembre. Aunque también depende mucho de las vacaciones, de cuándo las tengamos, etc.

Yo personalmente siempre me he resistido a establecer un punto de inicio y un punto final para hacer balance. Aunque vivimos en sociedad y como individuo que pertenece a un grupo social, cuando no a varios, y a un tipo de cultura, cuando no a varios, me adapto y al final la resistencia queda diluida y … el 2009 se nos va y toca hacer balance de año.

Puedo decir que mi balance ha sido positivo. De hecho creo que solo un año ha sido realmente para mi negativo. El año en el que murió mi padre, el 2000. Creo que las pérdidas de seres queridos, además de cercanos, pueden dar al traste con cualquier momento, o año o más. Pero no es momento de pensar en momentos de mi vida tristes.

Es hora de felicidad, no solo por todo lo que he podido hacer este año si no por lo que podré hacer el próximo. No como un punto y final y vuelta a empezar si no como una continuación de muchos proyectos emprendidos.

2009 ha sido un año en el que como familia nos hemos tenido que enfrentar a momentos duros. Hemos pasado varias veces por el hospital a enfrentarnos a operaciones muy duras en nuestro bebé. Todas ellas han salido muy bien y seguimos adelante confiando en que nuestro pequeñín será muy fuerte en un futuro, fortaleza que le vendrá genial.

2009 ha sido un año donde han crecido proyectos profesionales varios. He pasado finalmente de cuestionarme el seguir trabajando por cuenta ajena a finalmente afianzar la seguridad en mí mismo y en la seguridad de un futuro con incertidumbres pero sabiendo que si se hacen bien las cosas y si lucho por ellas será más que esperanzador. A este aspecto debo dar las gracias a las personas que han confiado en mí y en mis posibilidades.

2009 ha sido un año de inmensas alegrías, no en vano aumentaremos la familia en 2010. Un año donde muchos proyectos planeados en lo personal y lo profesional han salido adelante. Y por supuesto otros muchos que he asentado y que en 2010 irán creciendo cada vez más.

Solo me gustaría dar las gracias a todos los que habéis entrado a este blog y en especial a los que habéis decido dejar un comentario en alguna de mis entradas. Dar el nombre es harto complicado y tal vez lo más injusto si me olvido alguno así que prefiero dejarlo así.

Tal vez el blog haya sido mi proyecto personal al que he dedicado más tiempo. A pesar de sus fallitos de diseño, etc, y que me cueste bastante poder actualizarlo todas las semanas, creo que me está dando muchos más beneficios que dolores de cabeza, y ahí vosotros tenéis mucho que ver.

Para el 2010 deseo que todo marche por lo menos igual de bien. Crisis económicas a un lado y momentos políticos conflictivos, yo no me refiero a nada de eso aunque forma parte de nuestra vida. Me refiero a lo que hace importante nuestra vida, los momentos que conforman un año. Los buenos y los malos. Y al final poder hacer balance y que el resultado sea positivo.

¡Feliz 2010!

Después del tocho. Os dejo con una receta versionada de la tarta tres chocolates de Su. Y muchas gracias a Su por la sugerencia de hacerla en vasitos. Aquí mi receta de vasitos tres chocolates, la hice para el postre de la cena de Nochebuena.

Variedades Vasitos Chocolate

Ingredientes para 10 personas

150 gr de chocolate negro
150 gr de chocolate con leche
150 gr de chocolate blanco
100 gr de azúcar
750 ml de nata
750 ml de leche
3 sobres de cuajada

Cómo hacer los vasitos tres chocolates

Con el permiso de Su he variado un poquito la forma de hacerlo. Primero mido los 750 ml de leche y los 750 ml de nata por cada lado. Y los divido en tres partes iguales, es decir, 250 ml en cada vaso de cada.

Por otro lado pesamos el chocolate. Y ponemos un sobre de cuajada en cada uno de los tres vasos de leche, removemos bien.

Hacer vasitos de chocolate

En un cazo ponemos a calentar en el caso del chocolate negro y el chocolate con leche 50 gr de azúcar cada vez. Cuando se haya mezclado añadimos el chocolate negro primero y lo mismo con el chocolate con leche. Con el chocolate blanco no hace falta azúcar.

Por último añadimos la cuajada disuelta en la leche y lo hacemos hervir durante unos 4 minutos cada vez.

La cosa es que mientras recogemos, limpiamos, volvemos a poner a calentar cada chocolate con su nata y su leche con cuajada da tiempo de sobra a que cada capa se haya endurecido.

La verdad que es un postre muy vistoso además de rico, ¡espero que os guste!

Pin It on Pinterest

Share This