Este bizcocho de zanahoria y canela es muy fácil de hacer con los pasos que os dejo después del leer más. Además, es muy diferente al tradicional carrot cake, tanto en textura como en ingredientes. Eso sí, gracias a la zanahoria es un bizcocho la mar de jugoso.

Sí, y es que la zanahoria a pesar de que no lo parezca tiene un 88,7 % de agua así que está genial para hidratarnos. Además, la zanahoria es muy rica en minerales y vitaminas. Fijaros la lista de componentes que tiene: calcio, hierro, yodo, magnesio, zinc, sodio, potasio, fósforo, selenio, tiamina, vitamina A, B, C, D, E… y mucho más. Así que además de rico, este bizcocho, es muy nutritivo.

Bizcocho de zanahoria y canela

Ingredientes:

250 g de harina
250 g de mantequilla
4 huevos
250 g de azúcar
250 g de zanahoria rallada
1 cucharadita de canela molida
Una pizca de sal
1 cucharada de impulsor

Cómo hacer un cake de zanahoria y canela

1. Empezamos rallando la zanahoria, una vez bien limpia, la rallaremos en lo más fino que tengamos. Pesamos todos los ingredientes.

bizcocho-de-zanahoria-pasos-1

2. En un bol mezclamos la mantequilla con el azúcar hasta que quede una crema. Después añadiremos los huevos uno a uno hasta que se hayan mezclado bien. No os preocupéis si parece que la mezcla está como separada. Le podemos añadir un poco de harina para que se mezclen bien.

bizcocho-de-zanahoria-pasos-2

3. Después incorporamos la harina, la zanahoria rallada, la levadura en polvo, la sal y la canela. Mezclamos bien de nuevo. Pasamos a un molde de cake que previamente habremos untado con mantequilla y forrado con papel de horno, de esta forma al desmoldarlo una vez hecho saldrá bien.

4. Horneamos a 175 ºC durante 1 hora aproximadamente. Probaremos que está cocido introduciendo la punta de un cuchillo hasta el fondo, en el centro del bizcocho, y si sale limpia es que ya está. A tres cuartos de cocción pondremos un poco de papel de aluminio encima para evitar que se nos dore demasiado.