Con esta primera receta de diciembre quiero rendir homenaje a una receta tradicional de polvorones con un toque diferente, eso sí. Sí, es diferente porque los ingredientes tradicionales de los polvorones son: harina, manteca de cerdo, almendra molida, azúcar lustre o glasé y canela molida. ¿Pero, y sí los hacemos con otro fruto seco que no sea almendra? Pues sí, esta receta es de polvorones de avellanas.

Hace tiempo hice unos mantecados de pistachos y también he hecho polvorones de Oreo y siempre siguiendo los pasos de las recetas tradicionales pero añadiendo ligeros cambios que nos hacen poder disfrutar de estas recetas con aires renovados.

Polvorones de avellana

Ingredientes para unas 12-14 unidades

250 g de harina de repostería
125 g de manteca de cerdo
60 g de avellanas tostadas y sin piel
60 g de azúcar en polvo
1/2 cucharadita de canela molida

polvorones0

Elaboración, paso a paso, de los polvorones de avellanas

Todo comienzo de unos polvorones es por la harina. La empezaremos tostando. La ponemos en una bandeja de horno y la metemos en el horno a 180 ºC durantes unos 15 minutos. Controlando siempre que no tome demasiado color y removiendo de vez en cuando para que se tueste por igual.

polvorones1

Cuando se haya enfriado la harina la ponemos en la mesa o en un bol formando un volcán en el que vamos introduciendo la manteca, el azúcar lustre, la sal y la canela. Mezclamos todo bien, de forma rápida, sin amasar, y añadimos la avellana que previamente habremos molido en el caso de no haberla comprado tal cual. En este punto hay que tener cuidado con no triturar en exceso la avellana porque soltará el aceite. Amasamos con la palma de la mano hasta conseguir una pasta suave y homogénea.

Con una parte de la masa trabajada se forma un cílindro de unos 2,5 centímetros de diametro, y se cortan piezas de 20 a 25 g aproximadamente. Después, formamos bolas con las manos y se van situando en placas de horno con papel de estraza, se van aplanando con los dedos, dándoles un grosor de 1 centímetro aproximadamente.

polvorones4

Cocemos en el horno a 225 ºC durante cinco minutos, hasta que estén ligeramente doradas (no deben tostarse ya que amargarían). Antes de cogerlos y envolverlos en papel de seda hay que dejarlos enfríar puesto que en caliente se rompen.

Además, podemos hacer polvorones de avellanas con otros toques, no solo canela. Por ejemplo podemos añadirles azúcar en polvo por encima. También podemos pintarlos de huevo antes de cocerlos y ponerles unas semillas de ajónjoli o sésamo por encima. Además podemos añadir cacao en polvo a la masa o diferentes aromas o incluso aromas y esencias o ralladura de limón, lima, naranja, etc.