¡Wooo! Sí, la verdad que Sandra se merece una ola. Últimamente estoy muy «pro» chocolate. Ayer vino un amigo a comer y le hice un brownie de chocolate que podéis ver en mi página de Facebook. Hace unos días el coulant de chocolate y hoy toca algo más… La tarta tres chocolates, también del libro de Sandra Mangas.

También, es una de las recetas que he enseñado a hacer en alguno de los talleres de cocina que imparto en centros culturas del Ayuntamiento de Madrid (de ahí que la foto esté hecha con el móvil). Esta tarta, ya la había hecho hace tiempo en otro blog en el que trabajé de forma profesional y volverla a hacer de la forma que Sandra explica en su libro me ha gustado mucho. En especial por recubrir el molde entero con la base de galleta. Queda genial. Y si no os lo creéis únicamente tenéis que seguir la receta.

Cómo hacer una tarta tres chocolates

tarta tres chocolates

Ingredientes para 1 molde rectangular de 1 litro de capacidad

Para la base de galleta

400 g de galletas digestive
170 g de mantequilla fundida

Para la capa de chocolate negro

150 ml de leche
150 ml de nata 35 % mg
150 g de chocolate negro (70 % cacao)
1 sobre de cuajada

Para la capa de chocolate con leche

150 ml de leche
150 ml de nata 35 % mg
150 g de chocolate con leche troceado
1 sobre de cuajada

Para la capa de chocolate blanco

150 ml de leche
150 ml de nata 35 % mg
150 g de chocolate blanco troceado
1 sobre de cuajada

Paso a paso

Comenzamos preparando la base de las galletas. Trituramos las galletas hasta que queden bien molidas. En ese momento mezclamos la mantequilla fundida con este polvo de galleta. Forramos el molde con papel de horno y ponemos la galleta en el fondo y paredes apretando bien. Dejamos enfriar en la nevera.

Comenzamos con el relleno con la primera capa que será la de chocolate negro. Hervimos 100 ml de leche con la nata y añadimos el chocolate, removiendo hasta que se derrita. Aparte, en un vaso, mezclamos el sobre de cuajada con el resto de la leche y lo añadimos a la mezcla anterior que tendremos fuera del fuego. Volvemos al fuego y removemos sin cesar hasta que de un hervor. Retiramos del fuego, ponemos en el molde y volvemos a enfriar.

El proceso descrito en el párrafo anterior lo repetiremos con cada una de las capas dejando, entre capa y capa, una hora la tarta en la nevera para que cuaje.

A la hora de cortar la tarta, lo suyo es calentar el cuchillo y limpiar la hoja para que no se manche. Así nos aseguramos de obtener un corte limpio y bonito (no como la foto).

Por cierto, también se puede hacer esta tarta tres chocolates en un molde redondo y/o solo ponerle base de galleta en el fondo.