El segundo paso – ya que estamos en Semana Santa – a presentar antes de las torrijas es esta receta de helado de vainilla. Sí, os dije en la receta de pan de molde de espelta que sería un helado de canela pero usé la canela molida que me quedaba en otra receta y por prisas no quería bajar al super a comprar más.

Al final, y coincidiendo que compré unas vainas de vainilla pensé que le vendría muy bien como acompañante este helado, que por otro lado es muy sencillo. Eso sí, hace falta tener heladera. En este caso el accesorio de la KitchenAid. El motivo de que haga falta heladera es que la base del helado es una crema inglesa y es la mejor forma de hacerlo para que cristalice como es debido y no se vuelva una piedra imposible de sacar.

Cómo hacer un helado de vainilla casero

Ingredientes para 1 litro de helado aprox

1 litro de leche entera – se puede sustituir por sin lactosa, leche de soja, leche semi, etc. –
8 yemas de huevo
300 g de azúcar – se puede poner algo menos –
1 vaina de vainilla

Elaboración paso a paso

Cortamos la vaina de vainilla por la mitad, a lo largo, y raspamos las semillas. Echamos todo en la leche, en un cazo, y llevamos a hervir. Cuando empiece a hervir apagamos y dejamos infusionar unos minutos.

En otro lado mezclamos las yemas con el azúcar, solo mezclar no batir. Si batimos perderemos color en la mezcla y después el helado quedará más blanquito.

Añadimos la leche poco a poco y vamos mezclando. Cuando tengamos todo mezclado volvemos sobre el fuego. Removemos constantemente para evitar que se pegue al fondo. Es importante que no llegue a hervir para evitar que se corte la mezcla. Cuando haya espesado y nape ligeramente una cuchara lo retiramos.

Colocamos el cazo dentro de un recipiente con agua fría y hielo para enfriar la mezcla cuanto antes. Cuando esté bien fría introducimos en la heladera y actuamos según instrucciones del fabricante.

En el caso de la heladera de hitchenaid tendremos que montarla y ponerla a funcionar en velocidad 1. Echamos la mezcla poco a poco y en unos 10 minutos tendremos el helado. O mejor dicho, se habrá formado una crema más espesa y casi formada como helado. La ponemos en un tupper, cerramos, y dejamos congelar.

Cuando vayamos a sacar bolas del helado de vainilla, dejaremos el helado unos 30 minutos a una hora en la nevera. De esa forma habrá bajado la temperatura del helado a unos -14 ºC que es la óptima para servir.

Os dejo un vídeo de cómo hacer el mismo helado, pero sin huevo: