Y diréis, ¿pero qué pinta aquí una receta de pan de molde? ¡Pero sí todo el mundo está publicando sus torrijas! Pues sí, en esta ocasión debo decir que me he sumado a la marea de la torrija y voy a poner mi receta de torrijas. Eso sí, lo haré por partes.

Hoy publico el pan con el que voy a hacer las torrijas. El jueves o el viernes publicaré un acompañamiento que le voy a poner, un helado de vainilla, y el fin de semana publicaré la receta de torrijas. Dicho sea de paso, será una adaptación de la receta de las increíbles torrijas de La Taberna del Alabardero de Madrid. Y es que esa torrija está impresionante.

Cómo hacer pan de molde con espelta

Pan de molde

La verdad que este pan se las trae. Primero pensaba hacer un pan de torrijas que circula por Internet y que yo hice… (jejeje). Pero bueno, pensé que a está muy visto y entonces dije, voy a hacer un pan de molde que además eso me permite cortarlo de una forma más bonita y eliminar la corteza para que sea más homogénea en aspecto.

Claro, pero antes de ponerse a hacer algo hay que ver si se tienen todos los ingredientes. Cosa que en este caso no hice, y cuando estaba en la faena me dí cuenta que no tenía suficiente harina de fuerza, así que terminé usando una harina de espelta de Asturias que tiene muy buena pinta. Tanto que su pinta es inversamente proporcional al precio, a mejor pinta peor precio. Creo que me costó casi 5 euros.

No sé cómo quedarán las torrijas, porque todavía no las he hecho. Pero estoy convencido que ese toque rústico que suele dar al pan la harina de espelta les puede venir bien. Ya os contaré el fin de semana.

Ingredientes

Para el prefermento

250 g de harina de fuerza
130 g de agua
6 g de levadura de panadería instantánea

Para la masa

375 g harina de espelta
375 g harina
250 g de leche
125 g de agua
100 g de mantequilla
10 g de sal
10 g de azúcar

Elaboración paso a paso

Empezamos haciendo el prefermento. Mezclamos la harina con el agua y la levadura hasta forma una bola que dejaremos fermentar hasta que doble el volumen.

Después hacemos la masa. Mezclamos todos los ingredientes menos la mantequilla y el prefermento. Cuando tengamos una masa más o menos hecha añadimos el prefermento que ya habrá leudado.

Cuando esté bien incorporado el prefermentado vamos añadiendo la mantequilla. El resultado será una masa húmeda pero poco pegajosa. Si está muy pegajosa tenéis que trabajarla más tiempo. Si está muy seca y no se termina de unir añadir un poquito de agua (de 5 en 5 ml).

Dejamos fermentar la masa con un corte en cruz en la superficie.

Pasado el tiempo que sea necesario para que aumente de volumen. Dividimos la masa en dos y formamos dos cilindros del largo de los moldes donde hagamos el pan. Ponemos en los moldes previamente engrasados apretando bien la masa.

En ningún caso la masa deberá pasar de la mitad del molde. Dejamos crecer hasta 1,5 cm del borde del molde. En ese momento horneamos a 225 ºC durante 45 minutos.

Al sacarlo desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Después, una vez frío, podemos conservarlo en frio sin problemas. Y para hacer las torrijas lo dejaremos al menos un par de días.