Lo prometido es deuda. Llevo dos semanas intentando hacer esta receta de galletas oreo caseras. Receta, por cierto, de uno de mis blogs preferidos, se trata de Seasaltwithfood, y aunque yo la he hecho con casi las mismas cantidades, la receta que os pongo está ligeramente modificada.

Cómo hacer galletas Oreo en casa fáciles y ricas

¿Por qué? Pues muy sencillo, porque aunque están realmente ricas y la textura es increíblemente parecida a las Oreo de los paquetes del super, hay sabores o texturas que estarán mejor con otras cantidades. Por ejemplo, en la receta original no dice el porcentaje de cacao del chocolate que se utiliza para fundir y añadir a la masa, solo dice “semidulce”, que vete tú a saber exactamente qué es eso. Yo he utilizado uno de 55% pero creo que hay que utilizar una cobertura con todavía menos cacao, ya que deja un regusto amargo que a lo mejor no os gusta. Ya se sabe que el sabor amargo es difícil de apreciar.

Otro detalle es de la crema. Ese color blanco es difícil de lograr, por no decir imposible si tenemos en cuenta que se hace mezclando mantequilla con azúcar glass, entonces el color es más bien amarillento. En este sentido también lo he modificado en la receta para que quede menos blanda. Seguramente, todo se debe a que la mantequilla utilizada en Canadá (el blog) es bastante diferente a la utilizada por aquí, porque en sus fotos sale blanca, blanca.

Ingredientes

Para las galletas

230 g de mantequilla
150 g de azúcar
1 cucharada de esencia de vainilla
200 g de cobertura de chocolate con menos del 55% de cacao.
1 huevo
210 g de harina
90 g cacao en polvo
1 cucharadita de sal
1/2 cucharada de impulsor

Para la crema

80 g de mantequilla
200 g de azúcar glass
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 cucharada de leche
1 pizca de sal

Elaboración paso a paso

Empezaremos mezclando la mantequilla, en pomada (blanda a temperatura ambiente), con el azúcar. Hasta formar una crema. Añadimos el chocolate fundido. Lo podemos hacer al baño María o bien en el microondas, introduciéndolo por espacios de pocos segundos y comprobando su estado y removiendo. Así hasta que se derrita por completo.

Mezcla de chocolate con mantequilla y azúcar

Añadimos el resto de ingredientes. El huevo, la sal, la harina con el cacao y la esencia de vainilla. Y mezclamos hasta formar una masa.

Masa galletas Oreo

Ahora, con la masa, haremos lo mismo que con la receta de galletas de avellana. Es decir, hacemos un cilindro (de más o menos el mismo diámetro que las Oreo de los paquetes, y lo envolvemos en film, girando el cilindro mientras sujetamos los extremos del film. De esa forma todo se aprieta y conseguimos que quede bien redondo.

Masa enrollada

Introducimos la masa en la nevera y cada 15 minutos lo sacamos y damos vueltas. Esto es para evitar que por su propio peso queden ovaladas, en lugar de redondas. (Cosa que yo no hice por falta de tiempo). Y bueno, al final también se puede solucionar un poco. Lo siguiente será cortar las galletas (sin el film) cuando la masa esté dura.

Cortar masa en frio

Ponemos las galletas oreo en un papel de horno, un poco separadas por si acaso. Y horneamos a 180 ºC durante unos 20 minutos. Lo mejor ara saber si están, ya que por el color no podremos, será ver que se han endurecido un poco. Sacamos, dejamos enfriar unos minutos y pasamos a una rejilla para que se terminen de enfriar.

Galletas para hornear

Mientras las oreo se están enfriando, hacemos el relleno. Mezclamos la mantequilla, en pomada, con el azúcar glass hasta formar una pasta. Añadimos la vainilla y la leche y removemos.

Relleno de las galletas

Solo queda, por último, untar y …. ¡COMER!

Galletas listas para comer

Y con esta receta, ya van 9 recetas. Faltan menos para las 100 recetas de galletas.