Galletas de chocolate y nueces de macadamia

Este fin de semana tocaba hacer galletas, que si no veo que los dos años y medio que había previsto para hacer las 100 recetas de galletas, se van a convertir en cincuenta años. Exageraciones a parte, en esta ocasión quería hacer unas galletas, unas cookies diferentes a otras ocasiones y creo que con las galletas de chocolate negro y nueces de macadamia lo he conseguido.

Fuera avena, ingrediente que me parece da un toque genial a las cookies, y nada de crujientes, cosa que las cookies también agradecen mucho. Quería hacerlas blanditas y con algún contraste. El contraste pensé que podía ser con chocolate negro, de más de un 70% de cacao como el que utilicé en la receta de brownie con cookies. Y además, ya que las galletas no iban a ser crujientes había que añadir algo más, y pensé en uno de mis frutos secos preferidos, las nueces de macadamia.

Ingredientes

250 g de harina
1 cucharada de impulsor (mal llamada levadura Royal)
125 g de mantequilla en pomada
120 g de chocolate negro (73% cacao)
100 g de nueces de macadamia
160 g de azúcar
60 g de leche
1 huevo a temperatura ambiente
1 pizca de sal
1 cucharadita de esencia de vainilla

Elaboración de las cookies

Yo, firme defensor de la Kitchenaid, os diré que esta receta de galletas es tan sumamente sencilla que no nos va a hacer falta nada más que unas varillas para mezclar o incluso las manos, si nos gusta pringarnos bien. Incluso lo haremos mucho antes (con las manos).

Tenemos a punto la mantequilla, es decir a punto de pomada, el huevo fuera de la nevera. Es muy importante esto, porque si tenemos la mantequilla blanda, pero el huevo frio, al añadir el huevo, la mantequilla se va a endurecer, entonces no valdrá de nada.

Bien, empezaremos mezclando el azúcar con la mantequilla hasta conseguir una crema. Y cuando esté bien mezclado añadimos el huevo, la leche y la esencia de vainilla. Mezclamos.

Por otro lado mezclamos la harina, el impulsor, la sal, las nueces y el chocolate negro troceado. Importante que los trozos de chocolate sean hermosos. Y las nueces se puedan ver.

Mezclamos todo bien. Como os he dicho con unas varillas o incluso las manos. Dejamos reposar un poco la masa, mientras se calienta el horno a 190 ºC.

Damos formas a las galletas. Bien cogiendo cucharadas, bien con un saca bolas de helado o cogiendo porciones con las manos. El caso es que un mismo horneado de galletas deben tener el mismo tamaño y grosor para que se hagan todas por igual.

Horneamos unos 9 minutos o hasta que las galletas empiecen a estar ligeramente doradas. Al sacarlas de horno las dejamos sobre la bandeja unos 5 minutos hasta que se endurezcan y luego las dejamos enfriar sobre una rejilla.

Un consejo

Cuando las cookies estén frías, el chocolate se habrá endurecido. Lo mejor en ese caso es meter las cookies 10 segundos en el microondas. La experiencia se eleva por mil.