Tengo una debilidad (de tantas). En este caso se trata de las cookies con sabor USA (o EE.UU). Para mi eso lo da un solo ingrediente que se convierte en imprescindible a la hora hacer cookies y que las diferencia del resto de galletas: la avena. Aunque esta receta cookies crujientes lleva algún otro ingrediente.

¿En qué se diferencian, además, con otras recetas de cookies crujientes? Básicamente a todas las que he podido hacer en otras ocasiones y que están o no en otros blogs, la mayor diferencia es que es son crujientes y además tienen «cuerpo». Es decir, no son unas cookies meramente crujientes y finitas, si no hay que consistencia.

Cómo hacer cookies crujientes

Ingredientes para unas 50 cookies

1 taza de azúcar moreno, 1 taza de azúcar, 1 taza de mantequilla en pomada, 2 huevos a temperatura ambiente, 1 1/2 tazas de avena (en copos o harina), 1 taza de coco rallado, 2 tazas de harina, 1 cucharada de levadura en polvo, 1 cucharadita de sal, 1 cucharadita de vainilla.

Elaboración de las cookies

1. Empezaremos midiendo todos los ingredientes. En este caso, y como es costumbre en mi, al ser una receta USA prefiero poner las medidas en tazas.

2. Mezclamos el azúcar moreno, el azúcar blanco con la mantequilla hasta que quede una crema. Añadiremos, posteriormente, los huevos uno a uno y la cucharadita de vainilla.

3. Por otro lado mezclamos los copos de avena, la harina, el coco rallado, la levadura en polvo y la sal.

4. Incorporamos esta mezcla a la primera hasta formar una masa. Cogemos porciones de unos 10 o 15 gramos y formamos una bola que aplastaremos un poco sobre un papel de hornear que habremos puesto sobre una bandeja de horno.

5. Horneamos a 175 ºC durante 12-13 minutos. Posición de la bandeja intermedia y horno encendido arriba y abajo.

6. Al sacar las galletas, las dejamos unos minutos sobre la bandeja para que se endurezcan y después las pasamos a una rejilla para que se terminen de enfriar.

Cookies crujientes sin lactosa

Además, en este caso la receta es una receta libre de lactosa ya que la hice con la mantequilla sin lactosa que elaboré el otro día. Otra opción para hacerla sin lactosa, es utilizar alguna margarina sin grasas hidrogenadas (que haberlas hailas), por aquello de comer lo más sano posible.