No, no es una receta de roscón de Reyes. El caso es que por el momento solo he hecho dos veces roscón y las dos veces han sido pruebas un poco malas. Hoy haré mi roscón de siempre, el que publiqué hace tiempo en Directo al Paladar y que ayer Sweet 180 º me dijo que había versionado.

Lo de hoy es una receta de magdalenas de aceite de oliva y canela. El 2011 empieza muy interesante y qué mejor que hacerlo con cosas ricas, tradicionales, de siempre, y en especial con ese aroma a canela que ya sabéis que me encanta por todas las buenas connotaciones que me trae a mi memoria del gusto.

El caso es que llevo unos días empezando a empaparme del zumo de las olivas, vamos, el aceite de oliva. La razón es un próximo viaje que haré con algunos amigos a Jaen, de manos de la Diputación de Jaen y organizado por I Love Aceite. Un fin de semana que pinta muy interesante ya que podremos hacer entre otras cosas: catas, excursiones, rutas de tapeo, charlas, visitar campos de olivos y muchas otras cosas que espero poderos contar de una forma muy personal, tal y como lo viva. Mientras me pondré a saborear estas magdalenas…

Cómo hacer magdalenas de aceite de oliva y canela

Magdalenas de aceite y canela

Ingredientes

    3 huevos
    150 g de azúcar
    180 ml de aceite de oliva virgen extra, la variedad que más os guste
    1 cucharadita de mal llamada levadura Royal. Hablamos de impulsor a secas
    1 cucharadita de canela molida
    175 g de harina

Elaboración

La elaboración es muy sencilla, de verdad. No hay que tener miedo a las magdalenas, y no sé por qué siempre suele ser una de esas cosas más discutidas en los blogs: es que no me sube, dónde hay que poner la bandeja en el horno, qué placas se encienden del horno, etc.

1. Empezaremos batiendo los huevos con el azúcar. No hay que darles mucho aire, es decir batirlos con mucha energía, solo queremos que quede cremoso.

2. Añadimos el aceite. Mezclamos hasta que esté bien unido.

Aceite de oliva Virgen Extra

3. Añadimos la harina, la mal llamada “levadura” Royal, la canela y mezclamos hasta que no queden grumos.

4. Rellenamos las cápsulas o moldes para las magdalenas hasta 3/4 partes de su capacidad, dejamos reposar unos 15 minutos y horneamos con el horno precalentado a 230 ºC durante unos 10-12 minutos.

FAQ sobre hacer magdalenas

No suben las magdalenas.- En ocasiones puede no subir debido a que el horno esté lo suficientemente caliente. O porque os encontréis en una altitud diferente, en ese caso tendrás que adaptar la receta a donde te encuentres. No es lo mismo cocinar a nivel del mar que a 4.000 metros de altura.

Han subido las magdalenas pero de repente han bajado.- ¿Has abierto el horno durante la cocción? Una bajada de temperatura brusca puede ocasionar que tus magdalenas se desinflen antes de estar bien formadas. Una vez que las magdalenas hayan subido y tengan color dorado podemos abrir el horno, ver si están cocidas (pinchándolas) y si no lo están seguir cocinándolas.

Dónde colocamos las magdalenas.- El mejor sitio es el centro del horno y una posición debajo en el caso de los hornos de ahora que disponen de 3 posiciones centrales.

Qué placas del horno encendemos.- Las dos. Arriba y abajo. Nada de aire ni cosas similares, lo tradicional.

Los moldes de las magdalenas se abren y no crecen bien las magdalenas.- Básicamente si las cápsulas de las magdalenas no son muy fuertes lo mejor es meterlas a su vez en moldes de muffins del mismo tamaño.

¿Más dudas? Déjala en los comentarios e intentaré solucionarla.

Nota

Los moldes para magdalenas del principio me lo has traído mi hermano desde Italia. Imagino que habrá algo igual por aquí.