Pastas de mantequilla

Es increíble el nombre de algunas recetas de los libros de la Marquesa de Parabere. Por ejemplo, esta receta de pastas, unas pastas normales y corrientes de mantequilla se denomina “al minuto” puesto que es casi, casi lo que hay que amasar.

Cada cierto tiempo tiendo a volver a determinados libros casi de forma instintiva, la cosa es que muy pocas veces acabo haciendo las recetas en las que me fijo y creo que vuelvo allí simplemente como una forma de volver a casa por Navidad. Solo para sentirme seguro con lo de siempre y volver a recoger energías de nuevo.

Tal vez por esa necesidad de coger energías he hecho esta sencilla receta y del libro de postres de la Enciclopedia Culinaria de la Marquesa de Parabere. De la que por cierto, nunca en la vida y llevo unas cuentas decenas de recetas hechas, he tenido que corregir nada. Y como en los programas de televisión siento la necesidad de dedicar esta receta, en primer lugar a mi pequeño monstruo de las galletas que se las ha terminado esta mañana, pero también y porque creo que las cosas sencillas son las mejores para dedicar… ¡gracias a todos!

Pero antes, unos chocolates que nos regaló Esther de Chocolatisimo en el último encuentro de Tapas&Blogs celebrado el viernes. (El praline de kikos increíble)

Ingredientes

125 g de harina de repostería
100 g de mantequilla
25 g de azúcar glas
1/4 de cucharadita de sal
Azúcar glas para espolvorearlas (opcional)

Mantequilla

Cómo hacer las pastas al “minuto”

La elaboración es muy sencilla. Yo lo hice con mantequilla fria y utilizando la kitchenaid por lo que en un minuto es fácil hacer la masa. Pero si no tienes ayuda eléctrica lo mejor es que lo hagas con mantequilla en pomada.

Mezclar los ingredientes para hacer las pastas

Solo hay que mezclar todo hasta conseguir una masa homogénea. Después, puedes optar por estirar la masa y utilizar un cortapastas redondo o rizado del nº 4 o bien utilizar una manga con una boquilla lisa del nº 8 para hacer pequeñas y rizadas pastas de mantequilla al minuto.

Formado de las patas

Hornéalas a 180 ºC durante 7 minutos, aunque esto depende del horno y del tamaño de las pastas. Lo mejor es que no las dejes de mirar y cuando estén doradas las saques. Déjalas enfriar y contrólate a la hora de comerlas. Son pura mantequilla, y no lo digo solo por la cantidad que llevan, ¡se deshacen en la boca!

Pasta de mantequilla