Masa base de pastas y galletas

Mientras termina la primera fermentación una masa de panettone creo que es hora de poner alguna receta básica en esto de hacer galletas. El otro día os puse unas galletas glaseadas para homenajear la candidatura de Madrid 2016, y hoy os pongo la receta de la masa base que se utiliza. O mejor dicho, una de las recetas básicas.

Hay que decir que esta masa es la misma, idéntica, que las pastas para el té, las que son rizadas, en forma de ocho, con azúcar, chocolate, rellenas, granillo de almendra, etc. En este caso no le ponemos más adorno que el glaseado, aunque esto es otra historia.

Como siempre, empezaremos a tomar nota por los ingredientes que vamos a necesitar.

250 gr de harina común
150 gr de mantequilla
90 gr de azúcar glass
Pizca de sal, ósea ponemos los dedos en forma de pinza y cogemos una mínima parte de sal
1/2 huevo. De nuevo puntualizo, batimos un huevo y echamos la mitad
25 ml de leche
Pizca de esencia de vainilla

Cómo hacer la receta base de galletas y pastas

La mantequilla la tenemos que tener blanda, esto es, a punto de pomada. Si no la tuviésemos así, la trabajamos con un tenedor o cuchara hasta que se ablande.

En el mismo bol donde tengamos la mantequilla añadimos por orden y antes de añadir nada nuevo mezclamos hasta unir bien: el azúcar glass, la sal, la vainilla, los huevos (a temperatura ambiente), la leche (a temperatura ambiente) y la vainilla.

Cómo hacer la masa de las pastas y galletas

Cuando tengamos una crema con todos los ingredientes anteriores añadimos la harina tamizada y de golpe. Amasamos bien con la palma de la mano, sin trabajar en exceso para que no tome mucha liga. Se recoge la masa, se aplasta de nuevo, se recoge, se aplasta, dos o tres veces o las que sean necesarias para que la harina se una bien al resto de ingredientes. En ese momento la juntamos y ponemos en film. Dejamos reposar en frio durante un par de horas al menos.

Ahora solo queda sacar del frigo y extender con un rodillo. Lo mejor es utilizar azúcar glass sobre la mesa de trabajo. Le damos el grosor deseado. Por ejemplo para galletas glaseadas os aconsejo dejarlas de unos 4 mm y para pastas de unos 3 mm. No es mucho pero se nota a la hora de trabajar. Aunque para pastas se pueden hacer formas diferentes como abanicos, arcos, ochos, cuernos, etc. Y para hacer galletas glaseadas utilizaremos un cortapastas de la forma que queramos.

Paso a paso para cortar pastas y galletas

Por último horneamos a 180 ºC durante unos 10 minutos o hasta que empiecen a coger color. Lo mejor es hacerlo sobre papel de horno. En este caso yo no soy partidario de utilizar planchas de silicona como el silpat u otras ya que tienden a coger demasiado calor en la superficie de contacto.

Después solo queda si queremos glasear las galletas, preparar el glaseado. Pero eso, otro día.

Os puede interesar | Galletas para Madrid 2016 | ¡¡Bienvenidos al Zoo!!