Receta de lasaña de carne

lasaña2

La lasaña de carne es la receta preferida de Oriol, mi peque mayor, así que aprovecho a hacérsela de vez en cuando. Aunque reconozco que lleva bastante tiempo hacerla, al menos mucho más que una cena o comida normal. La verdad que las que venden congeladas son lo peor, aunque os saquen de un apuro lo mejor es dedicarle tiempo y hacerla uno mismo. Así que os animo a todos a prepararlas en casa. Es entretenido y muy rica.

Lo que hago es una especie de salsa boloñesa. Sí, especie, no es la tradicional, así que los defensores de esto se tiene que hacer así porque es lo tradicional no veáis en esta receta un ejemplo de salsa boloñesa. Aunque sí que comparten algunos ingredientes y forma de hacerse. Por ejemplo yo le añado zanahoria, una forma de incluir hortalizas que de otro modo no suelen comer fácilmente.

Por cierto, este tipo de sala la he hecho también cambiando la zanahoria por calabacín. Lo que hago es triturarlo junto al tomate, y la verdad que no se “nota” nada. Una forma genial para que los niños coman verdura. Al menos los niños que por lo general no suelen comerla fácilmente cuando se reconoce en el plato.

Continue reading

Qué es la tahina

 

En mi última receta preparé un hummus y entre los ingredientes que se necesitan tenemos la tahina o tahine o tahini. Pues no es más que una pasta de sésamo. El sésamo o ajonjolí son esas semillas que encontramos encima del pan de las hamburguesas. Pues fuera de esta preparación (y de otras como los polvorones) es muy común en la gastronomía árabe y asiática.

Son unas pequeñas semillas muy ricas en aceite. De hecho el aceite de sésamo es muy común en tiendas de cocina asiática. Tiene un aroma y sabor fuerte y es ideal por sus tonos y gusto tostado para aderezar ensaladas o en salteados o incluso para marinar carnes, pescados o verduras.

Pero hoy hablamos de la pasta. Resulta genial para preparar una crema que sirve para aperitivos o acompañante en comidas. PEro también se utiliza como ingrediente en otras elaboraciones. Su principal ventaja la tiene un componente llamado sesamol que es un fuerte antioxidante. El principal inconveniente es que es muy calórico y además hay personas que tienen alergia alimentaria al sésamo.

La pasta de sésamo tal cual se elabora moliendo las semillas de sésamo. Al triturarlas el aceite aflora y se forma la pasta. Es lo mismo que si trituramos nueces u otros frutos secos, al poco empieza a “aceitar” y se forma una pasta. Si quisieramos hacer una crema de pasta la mezclariamos con aceite (por ejemplo de girasol) y un poco de agua mientras trituramos hasa que emulsiona y la pasta sería más clara y perfecta para untar con verduras o pan.

Y con este post contesto a la duda de “La pizca justa” de la receta de Hummus.

Receta de hummus o puré de garbanzos

hummus

Según Salah Jamal, autor del libro Aroma Árabe, para mi un libro imprescindible a la hora de abordar la comida árabe, el hommos o hummus es un plato que durante el siglo XX, hasta la década de los setenta, fue considerado un plato para el desayuno. Era un plato que servía para que pequeños grupos de personas se reunieran a horas tempranas. ¿Qué mejor forma de empezar el día?

Uno de los males de nuestro tiempo es que estamos perdiendo muchos momentos de contacto entre las personas que tenemos cerca. Nuestros horarios de trabajo infernales, de empezar muy temprano y terminar muy tarde, hacen que no nos veamos, que no hablemos, que perdamos ese roce indispensable para que las relaciones, sean de la índole que sean, avancen, maduren, y perduren a lo largo de los años.

Imaginad que todos los días pudiésemos sentarnos, nada más levantarnos, alrededor de un plato. Que pudiésemos compartir el primer momento del día. Tal y como indica Salah Jamal en su libro, lleno de relatos y anécdotas en torno a la comida:

“A pesar de que el plato (el hummus) es muy pequeño y contiene poca cantidad de puré, los comensales sueltan de forma automática la palabra tfadaluh (invitación a comer), a cualquiera que pase por delante y les eche una simple mirada.”

Ayer, nos sentamos a la mesa, María y su madre, mi madre y yo. El primer plato: hummus. Espero que todas tuvieseis un feliz Día de la Madre.

Continue reading

Receta de calamar picante

calamar picante

Hace más de tres años estaba desayunando una cookies en lo que era mi oficina. Una oficina que no era más que una mesa, un ordenador, un cámara de fotos. Las vistas eran las que eran por aquel entonces. En tres años me ha cambiado mucho la vida. Por aquel entonces había algunas personas que me envidiaban porque mi trabajo consistía en hacer recetas, escribir posts… Por aquel entonces me escribían preguntándome cómo podían llegar a trabajar de lo mismo. Realmente no era muy feliz con mi trabajo así que imaginad lo que pensaba cuando recibía un nuevo mensaje o mail preguntándome por esto.

Hoy, mis vistas han cambiado. También los aromas. Ahora mismo al frente la gardenia, a un lado un jazmín y detrás mio la hortensia amenizan mi tarde mientras escribo una receta más. A un lado, también tengo lavanda, orégano y romero. Un pequeño rosal naranja y más allá la albahaca, hierbabuena y tomillo. Las hierbas aromáticas que desprenden esos aromas, en especial al moverlas ligeramente. Son una delicia. Al final del verano esperamos, incluso, recoger algunas manzanas.

Los sonidos están muy bien. Ahora mismo se oye una ambulancia de lejos, un coche pitando, otro arrancando, muchos pájaros (claro, la tarde cae y es cuando se ponen juguetones). También se oyen niños jugando a lo lejos. No se oye a un solo vecino y lo que más se oye y se siente es el viento.

Desde el ático los tejados de Madrid tienen algo muy especial, deberíais subiros a algún sitio alto y observarlos durante un tiempo. Parece que la ciudad se paraliza en las alturas. Ahora no tengo oficina. Pero estoy más feliz. Poder regar las plantas, mojarme los pies, que el agua recorra pequeños ríos, que el frescor inunde la terraza, hace que me sienta en un oasis.

Fuera del oasis hay muchas cosas que poner en orden. La primera encontrar mi lunes, mi 1 de septiembre, mi 1 de enero, mi último día de mes… La paz y la tranquilidad me viene por oleadas. Pero quiero ser yo el que genere esa paz y esa tranquilidad, quiero ser mi propio motor, mi propio generador, y es lo que ahora mismo no marcha del todo bien. Ahora es el momento.

– Me apetece cenar chino. Podías hacer el pan chino y unos noodles.
– Uhmmm, sí, puedo pensar en algo que hacer.

Así, de un momento a otro se piensa en una cena. Y de un momento a otro se origina lo que será un momento de paz y tranquilidad en común. ¿Picante? Sí, me encanta la comida picante, debo reconocerlo. Ese picante que te empuja a comer un poco más, pero que tampoco te abrasa. Ya tengo en marca la receta de calamar picante.

Continue reading

Receta de tarta de almendras

Tarta de Almendras

Hoy os escribo con 1 ó 2 kilos más, esa es la verdad. No, no solo es por la tarta de almendras, el fin de semana pasado me dio por hacer de nuevo la receta de cinnamon rolls y además hice otros rollos rellenos de dulce de leche, plátano y nueces. Debo decir que estaban buenísimo y que tengo que repetir la receta para corregir algunos detalles.

Hoy me centraré en esta tarta de almendras. sí, he prefiero llamarla así en lugar de Tarta de Santiago puesto que no tengo impresora para poder sacar un molde y además la he hecho algo más gordita que las tartas de Santiago de toda tradicionales. Así que para evitar suspicacias de ultras de lo tradicional yo mismo quito el nombre original por el nombre a secas.

La receta original la podéis encontrar en muchos sitios, por ejemplo en la Wikipedia, incluso en el BOE (aunque es un coñazo leerlo) o si no aquí, en mi querido blog, traducida. Eso sí, yo os lo voy a indicar para que quede gordita, es decir en un molde de 20 cm. Si la queréis más delgada hacerla en uno de 24 cm por ejemplo.

Continue reading